Visor de contenido web

Suspendida la pesca fluvial en toda Cantabria del 1 de junio al 31 de octubre a causa de la sequía

Los bajos niveles de caudal provocan una situación de "alta vulnerabilidad" para las poblaciones de peces

Santander- 26.05.2017

La pesca fluvial quedará suspendida en toda Cantabria desde el próximo día 1 de junio y hasta el 31 de octubre de este año 2017, ambos incluidos, dada la situación de sequía extraordinaria que padece la región.

Así lo establece una Resolución de la Dirección General del Medio Natural (DGMN) de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación publicada hoy, día 26, en un número extraordinario del Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Las condiciones meteorológicas que se han venido produciendo durante los últimos meses, caracterizadas por una ausencia generalizada de precipitaciones tanto en forma de nieve como de lluvia, han originado que los actuales niveles de agua circulantes por los cauces fluviales de la Comunidad Autónoma de Cantabria sean anormalmente bajos para la época del año en la que nos encontramos.

Estas condiciones de caudal están originando situaciones de alta vulnerabilidad para las poblaciones de peces, que se ven privados de sus facultades normales de defensa y se ven obligados a concentrarse en determinados lugares, lo que favorece la aparición de episodios de mortalidad y sobre depredación, y facilita los posibles episodios de furtivismo que pudieran producirse. Además, está provocando que se tengan que adelantar varios meses las labores de rescate de ejemplares de especies piscícolas, realizadas por el personal de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, que desgraciadamente son ya habituales durante los estiajes en muchos de nuestros ríos.

Acuerdo "unánime" del Parlamento

En este contexto, el Parlamento de Cantabria, en su sesión del pasado 22 de mayo, aprobó, "por unanimidad" de todos los grupos parlamentarios, una proposición no de ley para instar al Gobierno regional a que ponga en marcha un plan de emergencias contra los efectos de la sequía, que atienda a todos los frentes derivados de la situación, garantizando el suministro de agua en toda la Comunidad Autónoma y haciendo frente a los problemas que se generen por la misma, así como a ayudar a paliar las pérdidas que se pudieran ocasionar en los distintos sectores afectados.

Considerando que una de las consecuencias de esta situación es el riesgo para los recursos naturales, entre ellos las poblaciones de peces, y que las previsiones meteorológicas no anuncian un cambio radical
que pudiera revertir de forma significativa las condiciones actuales de nuestros ríos, el BOC, en un número extraordinario de hoy, 26 de mayo, publica una Resolución de la Dirección General del Medio Natural por la que se suspende la pesca fluvial en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Cantabria, desde el 1 de junio y hasta el día 31 de octubre de 2017, ambos incluidos.

Excepciones

En el tramo del río Deva compartido con Asturias, la suspensión de la pesca fluvial únicamente es de aplicación los días impares, que son los que corresponde la administración de la práctica de la pesca a la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Dicha suspensión no afecta a la pesca en el embalse del Ebro, ni a la pesca de cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus), que continuarán rigiéndose por lo dispuesto en la Orden MED/54/2016, de 17 de noviembre, por la que se dictan las normas para el ejercicio de la pesca en aguas continentales de Cantabria, durante el año 2017.

Colaboración ciudadana

De cara a complementar la vigilancia de los recursos piscícolas y sus hábitats, ejercida por la Dirección General del Medio Natural a través de su guardería, se solicita la colaboración de los ciudadanos para alertar de la aparición de peces muertos, grupos de peces aislados en zonas sin comunicación con resto del cauce, posibles episodios de furtivismo,
 etc. mediante aviso a la guardería de la Dirección General del Medio Natural, al SEPRONA o al 112.

4803233