El Gobierno construirá una escala para peces e instalará el primer contador de salmones de Cantabria en el azud de La Lechera

Jesús Oria ha presentado hoy esta actuación que entrará en funcionamiento la próxima primavera y cuenta con un presupuesto superior a los 300.000 euros

Santander - 12.07.2018

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha presentado en Torrelavega, junto al alcalde de esta localidad, José Manuel Cruz Viadero, el proyecto de construcción de una escala para peces en el azud de La Lechera, 135 metros aguas abajo de la confluencia entre los ríos Saja y Besaya, y la instalación de lo que será el primer contador de salmones que se instala en Cantabria.

Oria ha mostrado su satisfacción al ver cómo esta ciudad ha vuelto su mirada al río Saja-Besaya, por donde vuelven a subir los salmones 100 años después de su desaparición de esta cuenca.

La escala para peces y el equipamiento que la acompaña estará en funcionamiento la próxima primavera. Han sido financiados íntegramente por la Consejería de Medio Rural, a través de la Dirección General del Medio Natural, con una inversión de 307.221 euros.

Jesús Oria ha recordado que la cuenca Saja-Besaya fue una de la más importantes para el salmón en Cantabria por su gran extensión, pero el proceso industrial trajo contaminación, presas y azudes que supusieron la desaparición de la especie.

El consejero ha explicado que con esta obra se continúa la labor iniciada hace 10 años cuando se incluyó esta cuenca en el Programa de Recuperación del Salmón Atlántico en Cantabria.

A lo largo de estos años se han soltado en el río Besaya, a la altura del Área Natural de Especial de Interés de La Viesca, más de 80.000 alevines de salmón autóctono, criado en el Centro Ictiológico de Arredondo, dependiente también de la Consejería de Medio Rural. Gracias a este trabajo, en 2012 retornaron los primeros salmones a la cuenca Saja-Besaya.

Jesús Oria ha indicado que una de las prioridades de su Consejería con respecto a la recuperación de la biodiversidad del Saja-Besaya es garantizar que los salmones vuelvan a pasar por Torrelavega en su camino río arriba, a las zonas de desove.

Finalmente, el consejero ha reiterado su compromiso con esta ciudad y, en la medida en que lo permitan los presupuestos, ha garantizado que seguirán invirtiendo en ella, como se demuestra en esta obra, en la declaración del Área Natural de Especial Interés de La Viesca o en las inversiones que su Consejería ha realizado en el Matadero comarcal.

Por su parte, el alcalde de Torrelavega ha agradecido al consejero y a todo el Gobierno de Cantabria su implicación para proteger los enclaves naturales más importantes para Torrelavega, entre los que está La Viesca y todo lo relacionado con el río.

Cruz Viadero ha indicado que esta inversión es un paso más hacia un río cada vez más limpio y con más fauna. Ha añadido que entre todas las administraciones y con la ayuda de los ciudadanos se ha conseguido "algo que parecía un sueño, que vuelva a haber peces en este río a su paso por Torrelavega".

Acompañaban al alcalde y al consejero, el director general de Medio Natural, Antonio Lucio; el jefe de servicio de Conservación de la Naturaleza, Ángel Serdio, y el primer teniente de alcalde del ayuntamiento, Javier López.

La escala y el contador

La escala que mejorará la accesibilidad y conectividad fluvial para los peces, especialmente para los salmónidos y, en particular, el salmón atlántico, se va a instalar en el salto de la presa de La Lechera, en un tramo recto encajado entre los taludes de la autovía A-8, junto a la Feria de Muestras de Torrelavega.

Esta presa solo es franqueable con caudales muy altos y limita no solo el paso de los salmones a las zonas de desove situadas río arriba, sino que también impide el desplazamiento de truchas y reos.

El proyecto ha sido diseñado por la Dirección General del Medio Natural y va a ser ejecutado por la empresa TRAGSA. Ángel Serdio ha explicado que se trata de una escala de escotaduras verticales de 8 artesas, con 7 saltos a 30 centímetros y una artesa sin salto destinada a alojar un contador de peces y funcionar como capturadero.

El contador de peces permite la grabación subacuática para el control y seguimiento detallado de las poblaciones de peces en la cuenca Saja-Besaya, con especial atención a las especies migradoras. Este equipo también aportará información valiosa para la evaluación del funcionamiento de la escala de peces.

Esta actuación implica también instalar elementos auxiliares como una reja de desbaste para evitar la entrada de elementos gruesos en la escala que puedan evitar el paso de agua, una compuerta de cierre para permitir las labores de mantenimiento del dispositivo de paso para peces y el contador y la rejilla del capturadero para que, en caso necesario, puedan manipularse ejemplares de peces o la captura de reproductores para crear una línea de cría específica para esta cuenca, como ya existen para el resto de cuencas salmoneras en el Centro Ictiológico de Arredondo.

6415665